Roca Roya, tu alquiler de esquí en Cerler

Soloski.net y elmotor.net se unen para probar los mejores coches para subir a la nieve, coches de tracción total de todas las categorías y precios para que tengáis una opinión de primera mano de su comportamiento sobre carreteras nevadas.

 

Hace unos meses, BMW lanzó el nuevo X2, un SUV deportivo que es la opción más dinámica del segmento premium y luchará contra los Mercedes GLA, Range Rover Evoque o el Audi Q3.

 

Este crossover compacto de BMW, mide 4,36 metros de longitud, longitud por debajo de su hermano el X1, con el que comparte la arquitectura modular UKL, aunque el X1 es más familiar y el X2 más joven y divertido, similar filosofía de los X3 y X4. Este BMW X2 es también una alternativa a los tradicionales compactos, ya que tiene un espacio interior y capacidad de carga muy similar a ellos, pero con un continente mucho más atractivo y personalizable.

 

En nuestro caso, pocos coches han llamado tanto la atención cómo este, al nivel del exclusivo Lotus Exige o del Renault Twizzy.

 

El diseño del X2 parece el del X1 con anabolizantes, mucho más musculoso y agresivo, con ópticas LED de aspecto afilado y unos riñones para la calandra sobredimensionados. También sorprende la presencia del logotipo de BMW en el pilar C recordando a los coupés clásicos del pasado de la marca, como el BMW 3.0 CSL.

 

En la parte trasera destacan las dos ópticas LED alargadas y las dos salidas de escape ponen la guinda a un coche de aspecto mucho más juvenil que sus hermanos de gama.

 

En el interior sorprende lo bien que se ha aprovechado el espacio y aún más los 470 litros de capacidad del Maletero.

 

El diseño de puertas adentro recuerda al del BMW X1. Está muy bien acabado, usando materiales y ajustes de gran calidad. La instrumentación es parcialmente digital, y la consola central está presidida por un sistema de infortainment BMW ConnectedDrive de hasta 8,8 pulgadas de tamaño – compatible con Apple CarPlay, pero no con Android Auto.

 

La parte trasera dispone de un acceso justo, ya que la puerta es pequeña, aunque nada que el resto de sus competidores no tengan, ya que el tamaño obliga y es espacio detrás no es abundante, dos adultos irán correctamente pero sin grandes lujos.

 

Si la estética del nuevo X2 sorprende y gusta, la versión que hemos probado nos ha enamorado y convencido, ya que el motor 2 litros turbodiesel de 190 caballos es muy deportivo, divertido, apenas suena y además nos ha regalado un consumo medio de 5,4 litros a los 100 kilómetros, una cifra que aún no habíamos visto en condiciones reales en un coche de esta potencia, además automático y tracción total.

 

La tracción total es otro de los puntos que nos ha sorprendido, ya lo hizo en su momento el Mini Countryman, pero en este caso la hemos empleado a fondo, recorriendo 200 kilómetros sobre carreteras nevadas y varios kilómetros en pistas de tierra, el resultado es que ya podemos sacar la fama de poco confiable de la tracción Xdrive, ya que con neumáticos de verano pasamos sin problemas cuatro puertos de montaña con un par de dedos de nieve y sacamos el coche de varios sitios con casi un palmo de nieve fresca.

 

El cambio automático de 8 relaciones es delicioso, tanto por finura de funcionamiento cómo por rapidez de reacción, siempre dispuesto a subir de vueltas.

 

Los frenos cumplen con creces su función, detienen el coche con precisión y son muy modulables.

En movimiento es un coche soberbio, de lo mejor que hemos probado nunca, ya que tiene un peso contenido, potencia más que suficiente, la dirección y frenos van de vicio y es fácil de llevar, al nivel de un Audi, pero con un toque de deportividad que los de Ingolstad no saben transmitir en sus vehículos medios.

 

En Autopista es un vehículo rápido, silencioso y bien aplomado, con el que haremos muchos kilómetros sin cansarnos.

 

En ciudad la poco superficie acristalada pasa factura en forma de poca visibilidad, pero es un coche ágil y ratonero, además es sumamente fácil de estacionar.

 

Cuando vienen las curvas al conductor se le ilumina la cara y es que no hay para menos, es un coche muy deportivo, muy divertido y fácil de llevar rápido, además no tiene malas reacciones y el apoyo de la tracción total es determinante en curvas cerradas, dónde pasará redondeando el viraje sin pestañear, aporta confianza al conductor y no hay que pelear con él para poder disfrutar de la carretera. Cuando el asfalto está roto la suspensión durita y los neumáticos de perfil bajo recomiendan bajar el ritmo.

Sobre nieve pudimos recorrer unos kilómetros, y la verdad es que las nuevas versiones de la tracción Xdrive de BMW basados en traccion delantera son mucho más eficaces y seguros.

 

Valoración Final

Este recién llegado es desde ahora nuestro SUV preferido de todos los que han pasado por nuestras manos, es un coche muy redondo que os enamorará, si sus 42.000 euros te entran en el presupuesto, no lo dudes, va a ofrecerte un sinfín de buenos momentos. Sobre firmes deslizantes y con neumáticos adecuados, podremos llegar con seguridad a cualquier lugar.

 

 

Soloski en Twitter

Soloski en Facebook

Volver