FGC

Busca entre todos nuestros artículos

Muchos de los accidentes que se producen en los entornos montañosos en invierno son debidos a aludes. Las altas temperaturas, la imprudencia de los excursionistas, y la caída de grandes bloques de nieve o hielo (seracs) provocan desgracias en todas las cordilleras.

 Para prevenir estos accidentes, todos los expertos coinciden en que lo más seguro es consultar un servicio meteorológico o cartográfico fiable antes de salir de excursión. En casi toda Europa, incluida España, se aplica una escala de peligro de avalanchas que permite establecer claramente cuándo existe peligro en una zona, para que los excursionistas no se adentren. Además, las estaciones de esquí suelen provocar desprendimientos de nieve antes de que se formen cúmulos lo suficientemente grandes para que se caigan formando un alud, lo que evita muchos accidentes.

Como las previsiones de aludes se suelen hacer con varios días de antelación, se puede consultar a través de teléfono o en los partes diarios que se envían por fax a las estaciones de esquí y refugios de las zonas montañosas. Pero la llegada de Internet también permite consultar las predicciones in levantarse del sillón de casa. El Instituto Cartográfico Catalán ofrece información actualizada de la situación en el Pirineo catalán, y en la Red también se pueden encontrar numerosos sitios que ofrecen información sobre tipos de aludes, su formación y los riesgos de cada uno de ellos.

Los consejos de los expertos

* Consultar siempre antes de las salidas por zonas fuera de pista o no señaladas los partes nivológicos y de aludes. Conocer la escala de aludes, y cuando el riesgo supere al nivel tres, no salir.

* Evitar salir en las horas de máxima exposición solar (a partir de las 14 horas, y hasta las 17.00 horas, evitar estar en zonas peligrosas)

* Huir de las zonas peligrosas: cornisas, pasos estrechos y pendientes abiertas (sin árboles) de 45º de inclinación, donde se producen los aludes con mayor frecuencia

* Tener precaución si los días anteriores a la salida ha nevado copiosamente y han descendido las temperaturas. El manto nivoso no estará bien compactado y puede desprenderse.

* Para hacer salidas de forma segura, es imprescindible contar con un ARVA (aparato de búsqueda de víctimas en avalanchas), un aparato que emite frecuencias que pueden ser rápidamente localizables por parte de los equipos de rescate. Su utilización puede salvar hasta el 50% de las vidas.

 

Indice de peligro
Estabilidad del manto nivoso
Probabilidad de desencadenamiento
Indicaciones para el esquí fuera de las pistas y recomendaciones
1 Débil En la mayoría de las vertientes el manto nivoso está bien estabilizado. Excepcionalmente, sólo pueden desencadenarse aludes en algunas pendientes muy propicias y, sobre todo, a causa de fuertes sobrecargas. De forma natural sólo pueden desencadenarse coladas o pequeños aludes. Las excursiones y el descenso con esquís son posibles casi sin restricciones.
2 Limitado En algunas pendientes suficientemente propicias a los aludes, el manto sólo está moderadamente estabilizado. En el resto, está bien estabilizado. Se pueden desencadenar aludes sobretodo por sobrecargas fuertes y en algunas pendientes cuyas características se describen normalmente en el boletín. No se esperan salidas espontáneas de aludes de gran amplitud. Las excursiones deben realizarse con previa planificación. Se recomienda prudencia a la hora de elegir los itinerarios, evitando, en lo posible, las vertientes inclinadas con la orientación y la altitud que se indican.
3 Notable En numerosas pendientes suficientemente propicias, el manto sólo está moderada o débilmente estabilizado. Se pueden desencadenar aludes incluso por sobrecárgas débiles y en numerosas pendientes cuyas características se describen habitualmente en el boletín. En ciertas situaciones son posibles algunas salidas espontáneas de aludes de dimensiones medias y a veces grandes. Deben evitarse las vertientes inclinadas en las orientaciones y altitudes que se indican. Se requiere mucha experiencia y una gran capacidad de apreciación del peligro de aludes.
4 Fuerte Fuerte En la mayoria de las pendientes suficientemente propicias a los aludes, el manto nivoso está débilmente estabilizado. Se pueden desencadenar aludes incluso por sobrecargas débiles en la mayoria de las pendiente

Soloski en Twitter

Soloski en Facebook

Volver