FGC

Busca entre todos nuestros artículos

  • Reportaje
  • Artículo
  • Boi Taüll
  • Pirineo Catalán
  • Pirineo de Lleida
  • Alta Ribagorça
  • src="http://www.soloski.net/fotos/Boitaull_04.jpg" alt="Boí Taüll Resort" />

    Ubicado en el Valle de Boí, declarado patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, la estación de esquí de Boí Taull, inaugurada en 1986, es de las más jóvenes de nuestra geografía, con las ventajas que esto conlleva en diseño y aprovechamiento de la montaña. Unida desde su creación al resort del mismo nombre, ha buscado un camino diferente del resto de estaciones de montaña peninsulares. La mentalidad del proyecto era crear un resort con Alojamientos y algún apartamento, para no llenar la montaña de segundas residencias sin apenas uso. En parte se ha cumplido, pero lo que escapa del control de la estación, o sea los pueblos antes de llegar, están viviendo una vorágine constructora insostenible. 

    La estación como el resort parten de buenas ideas, pero en este caso se han podido aplicar, con más o menos gracia, me gustaría verme a mi en una situación así, pero han conseguido un complejo de dimensiones medias (55 Km) con pistas para todos los gustos y una red de remontes que minimiza las colas. Su cota máxima situada en los 2.750 metros, la sitúa como la estación más alta del Pirineo, hecho que le ofrece buenas temporadas de nieve, pero que también la hace muy sensible al viento. En si es una estación fría, propiedad que ayuda a mantener el oro blanco en sus montañas.

    La orografía de la montaña ha beneficiado un diseño centralista de la estación, con todas sus pistas muriendo en la base de la estación, esta característica es de valorar para los que vayan en grupo o sean propensos a la desorientación. Las Familias también se benefician de este diseño ya que es casi imposible perder a los churumbeles.

    En esta base de la estación encontramos las salidas de los remontes principales, un edificio de servicios con restaurante, cafetería con su solarium, tienda de alquiler, servicios,.. Y también el parque infantil y la perfectamente delimitada zona de debutantes.

    Si por algo es elogiable la estación de Boí Taüll es por su política respecto a los más pequeños de la casa, tienen un excelente parque de nieve pensado por y para ell@s, pero además a quienes se alojen en el resort, les ofrece un servicio de guardería por la tarde, el club Guini. No conocemos por estos lares, ningún otro sitio tan bien preparado y con un servicio tan esmerado.

    La zona de debutantes, situada en la zona central de la base de la estación y servida por dos tramos de cinta transportadora, es un espacio aislado dónde los noveles podrán centrase en aprender sin ningún peligro.

    En la zona central de la estación, quienes ya se tengan sobre los esquís o la tabla, pueden hacer sus primeras bajaditas por pistas verdes y azules. Hay un par o tres de pistas muy recomendables para dejar a un lado el respeto a caer.

    La parte izquierda de la estación es la que mejor nieve y condiciones acostumbra a tener, debido a su menor irradiación solar, sus pistas son rojas y negras, con buenos pendientes y divertidos trazados, destacando la pista Express. Los expertos podrán esquiar hasta que el cuerpo aguante.

    En la parte derecha encontramos una zona que conviene visitar por la mañana con la compañía de buena nieve, solecito y buenas pistas, para quienes tengan nivel medio o alto. En esta zona se sitúa un divertido Boarder Cross, no muy largo ni técnico, pero que nos dejará buenas sensaciones con sus curvas peraltadas y su último salto. Es divertido y no tiene dificultad.

    Para los amantes del Freestyle Boí dispone de uno de los mejores Parks del Pirineo, con módulos para todos los niveles y algunos solo para expertos, buenos saltos, barandas y todo ello muy cuidado. Debería ser una parada obligatoria para los freestylers.

    Los que prefieren el powder, o nieve polvo, en la misma estación la verdad es que no hay mucho que escoger pero tanto la vertiente sur como la que da a la Vall Fosca ofrecen unos fuera pistas impresionantes, eso si volver a pata.

    La estación dispone de una buena oferta gastronómica a precios normales, no regalan nada pero son asumibles. La variedad también es grande con la posibilidad de tomar un menú, comer en el Self Service o simplemente reponer fuerzas con la ayuda de un Bocata.

    Los parking son muy grandes, aunque se llegan a llenar algunos días de la temporada, el acceso desde estos a la pista es bueno.

    Como alojamientos las 1.200 camas del resort es una de las mejores ofertas del pirineo, sobretodo porqué el Pla de la Ermita, dónde se sitúa este es un pequeño pueblo con varios servicios, Bares, restaurantes, Tienda de comestibles,…

    Para Autocaravanas, este año han prohibido pernoctar en la estación, tampoco se puede en el resort así que la única opción son las diferentes entradas que hay en la carretera del resort a la estación

    Los accesos son los mismos que para ir a Baqueira, pero nos ahorramos el túnel y las colas de Viella. El desvío se encuentra pocos kilómetros después de Pont de Suert, desde allí tenemos unos 20 km hasta la estación. La carretera no es muy buena en sus últimos kilómetros pero se hace bien.

    Roca Roya, tu alquiler de esquí en Cerler

    Soloski en Twitter

    Soloski en Facebook

    Soloski
    Volver