FGC

Busca entre todos nuestros artículos

"Vestirse por capas", eso es lo que hace el esquiador. Camiseta, polar, mono... todas las prendas están pensadas para proporcionar confort y libertad total de movimientos, con la preocupación de liberar los excesos de calor y de humedad que sufre el esquiador.

 La vestimenta debe garantizar la óptima protección del esquiador contra el frío, la lluvia y el viento. En este sentido, el uso de fibras resistentes a la abrasión, transpirables y con un alto poder aislante, como es el Gore Tex o Polartec ha supuesto un gran avance; hasta tal punto que este material se ha convertido en la segunda piel del esquiador.

Pero la gran cuenta pendiente de las prendas de esquí era la "termorregulación", esto es, la capacidad de desechar el exceso de sudor del esquiador, evitando la acumulación de humedad en el interior de la prenda.

Así a la hora de vestirse, las diferentes capas deberán cumplir las siguientes características:

  • Primera Capa: una camiseta que estará en contacto directo con el cuerpo del esquiador. Deberá alejar la transpiración de la piel, manteniéndola seca y caliente.
  • Segunda Capa: jerseys y forros polares, elaborados con fibras sintéticas derivadas del teflón expandido y del poliéster, que deberán poseer una gran capacidad aislante y termoreguladora. Esta prenda tiene que abrigarnos pero además debe seguir expulsando la humedad corporal al exterior.
  • Tercera Capa: mono, pantalones y anorak; estas ropas suelen estar realizadas en diferentes capas que incorporan una membrana transpirable e impermeable. Debe resguardarnos perfectamente de las inclemencias meteorológicas.
Roca Roya, tu alquiler de esquí en Cerler

Soloski en Twitter

Soloski en Facebook

Soloski
Volver