Busca entre todos nuestros artículos

Andorra en Invierno no todo es nieve, esquí y Snowboard, el país de los Pirineos ofrece una enorme oferta de actividades, shopping, wellness, turismo y mucho más..

Andorra es uno de los pocos lugares en el Pirineo dónde todo el año tenemos opciones, el país ha vivido cuatro décadas de evolución constante y ahora todos podemos disfrutar del resultado, un pequeño país con todos los servicios, un entorno natural espectacular y una sensación de que siempre es Navidad.

Nosotros te proponemos unas cuantas actividades para que puedas ir a Andorra sin pasarte por las pistas de esquí.. 

El shopping es sin duda la actividad más popular para realizar en el coprincipado, una vuelta por las tiendas de Andorra la Vella, y gracias a los precios competitivos de sus comercios, vas a volver sin dejar la visa temblando. Encontraremos una amplia oferta de perfumes, ropa y accesorios deportivos, street wear, ropa de marca, Juguetes para grandes y pequeños, ... Andorra es el paraíso de las compras.

Cuando cae la noche la oferta de diversión es muy variada, con todo tipo de locales dónde tomarse una copa, oír música, bailar, conversar con los amigos,.. Uno de los puntos calientes de las frías noches Andorranas es el Abarset, un local musical a pie de las pistas del Tarter, Djs en directo, gente guapa y mucha marcha.

El Relax también tiene su espacio en las montañas Andorranas con hoteles de ensueño con su Spa, con piscina, sauna, Jacuzzi, etc, pero también relaja tomarse un buen café o un chocolate delante de la chimenea en buena compañía.

A aquellos que también busquen algo de acción, Grandvalira os tiene preparada una buena dosis, con una vertiginosa tirolina de 500 metros de descenso, pasando por encima de las pistas de esquí nevadas y de un lado helado.

Si lo que buscáis es el contacto con la naturaleza en Soldeu, dentro del dominio de Grandvalira podemos hacer un paseo en trineo tirado por perros, una actividad que encanta a los churumbeles y a los que ya hace un tiempo que lo fuimos.

El turismo arquitectonico también nos puede ocupar unas jornadas de nuestra visita a Andorra, ya que tiene un legado románico impresionante, con un estado de conservación impecable, pero además poblaciones como Ó de Civís, Ordino, Bons, o el mismo centro de Andorra la Vella, merecen una larga paseada admirando la riqueza arquitectónica y paisajista.

El termalismo es sin duda otra de las excusas perfectas para visitar el país Pirinaico, Caldea , el centro termolúdico más grande del sur de Europa, pero también el spa del Hotel Hermitage de Soldeu, delante de las pistas de Grandvalira, bien valen una parada para descansar cuerpo y mente.

Los más jóvenes tienen una instalación impresionante en el Indoor 360 Extrem un sitio impresionante para practicar y mejorar todos tus trucos sobre la tabla, los esquís o el skate durante todo el año. Dispone de varios saltos con recepciones blanditas...

La vertiente cultural tampoco está desatendida en Andorra, ya que dispone de varios museos y actividades culturales. Los museos más importantes son el del Perfume, el del Automóvil o el del Tabaco, pero ahora y gracias a dos famosos, la oferta se ha ampliado, ya que el piloto de motos Jorge Lorenzo y la Baronesa Tyssen, han abierto sus respectivos espacios museísticos.

 

La última propuesta será la ruta del hierro: un recorrido cultural por el pasado minero del país que forma parte del antiguo camino que hacían los carreteros para llevar el hierro desde la Mina de Llorts hasta las fraguas de La Massana.

contentmap_plugin
Volver