Roca Roya, tu alquiler de esquí en Cerler

Busca entre todos nuestros artículos

El casco es sin duda la medida de seguridad más importante en la práctica del esquí y del Snowboard, por eso nosotros siempre lo usamos.

El casco, independientemente de lo bonito o feo que sea, nos protege de golpes y caídas, pero también es un buen aliado en los días de frío o viento.

Ya sabemos que hay quien no se cae casi nunca, pero los golpes también te lo puedes dar con las barras del telesilla, con tus palos, ...

El casco Wed'ze H300 es un producto de elevada tecnicidad con un precio muy contenido, 29.99 euros. Disponible en azul, negro o blanco y en dos medidas, que se adpatan a cabezas desde 54 a 62 cm de contorno, gracias a la ruedecilla que aprieta o afloja el interior del casco. En nuestro caso, lo probó nuestro becario, que normalmente usa una talla S y un servidor que estoy entre una M y una L, en ambos casos se adaptó a la perfección y nos sentimos muy cómodos.

Una detalle que un servidor valora en un casco para esquí o Snow, es que tenga ventilación y que esta se pueda abrir o cerrar, ya que hay días muy fríos como los que probamos el casco y otros, sobretodo a final de temporada dónde si no hay ventilación, se suda mucho. En este caso disponemos de 3 orificios de aireación, 4 de ellos ajustables por un simple botón corredizo.

El casco es muy ligero, apenas 360 gramos, además disponemos de un interior desmontable y lavable en lavadora a 30 °C.

El casco lo probamos durante los últimos días de Diciembre y primeros de enero, con mucho frío y algún día de fuerte viento, combinado con máscaras de Esquí tanto Cébé como Quechua, el acople con ambas máscaras es perfecto y protege muy bien en caso de condiciones climáticas desfavorables. Probamos  la ventilación abierta y permite el paso de buena cantidad de aire.

La calidad de fabricación es muy buena, con una percepción de producto durable a poco que lo cuidemos. El único detalle que no nos gustó fue el protector de la mentonera, que al no llevar ningún tipo de velcro o ajuste, cuando nos quitamos o ponemos el casco, tiende a caerse y acabaremos perdiéndolo, en nuestro caso lo solucionamos con un par de puntadas de aguja.

Valoración final

Es un casco de calidad, cómodo y ajustable, de diseño deportivo y con una buena gama de colores, el precio es un regalo si lo comparamos con otros modelos de otras marcas, menos técnicos y de menor calidad. Es una compra inteligente.

Volver