FGC

Busca entre todos nuestros artículos

Kicking Horse es una estación digna de las más épicas películas de la fiebre del oro americanas, pero en la época este terreno era demasiado inhóspito hasta por los intrépidos buscadores de oro, una montaña que en invierno se convierte en uno de los santuarios del Freeride en Norte América.

El nombre de la estación, traducida literalmente Caballo que da patadas, no se sabe bien de dónde viene, ya que no hay ni un pico con este nombre, ni nada por el estilo y en nuestra visita nos explicaron varias leyendas muy trabajadas sobre su origen. Es otro de los detalles que hacen de Kicking Horse un lugar único.

Es una estación muy seria, dónde los buenos esquiadores se graduarán y los mediaocres sufrirán, aunque tiene pistas sencillas y de nivel medio, el 45% de pistas son negras y un 15% de doble diamante negro, una auténtica afrenta para nuestras piernas.

Antaño los picos de Kicking Horse solo eran accesibles con helicóptero para practicar Heliesquí, pero ahora  y gracias a cuatro remontes, dos de los cuales suben a la cima y los otros dos son para debutantes, los mortales cómo nosotros podemos acceder a este basto territorio de nieve virgen no pisada.

El dominio de Kicking Horse se extiende por cuadro valles y 1.200 hectáreas, lo que nos permite entorno a 128 itinerarios con sus innumerables variantes.

El desnivel esquiable llega a los 1,260 metros, un reto para nuestra forma física.

A la parte superior del complejo se accede en una moderna Góndola que nos planta en un punto desde dónde podemos escoger multitud de bajadas distintas. La única pista pisada es una sencilla verde, más larga que un día sin pan, que serpentea montaña abajo.

La estación no cuenta con innivación artificial de momento, pero por lo que vimos durante nuestra estancia, no la necesita con urgencia, ya que en Diciembre ya contaba con importantes grosores de nieve, cercanos a los 3 metros. La media anual en la parte alta es de 7 metros de nieve acumulada.

La estación de Kicking Horse se encuentra en la Columbia Británica, Canadá, a 3 horas en coche de Calgary, y está a unos 150 kilómetros al oeste de Banff .

El pueblo está creciendo rápidamente, pero sigue siendo una población pequeña. Disponemos de varios alojamientos a pie de pistas y con precios nada altos, también hay una correcta oferta de bares y Restaurantes tanto en la montaña como en el pueblo, hay alguna Tienda, Alquiler de Material, Escuela de Esquí y Snowboard.. No está de momento masificado.

contentmap_plugin

Roca Roya, tu alquiler de esquí en Cerler

Soloski en Twitter

Soloski en Facebook

Soloski
Volver