Busca entre todos nuestros artículos

 

 Las botas de esquí son juntamente con el frío uno de los motivos por los que no disfrutamos en nuestras escapadas a la nieve, hoy os explicamos cómo conseguir que las botas no nos duelan, molesten, rocen o aprieten, y lo hacemos gracias a los especialistas de Esports Iglu de Barcelona.

La conocida tienda de la ciudad condal ha adquirido para esta campaña la última tecnología para recomendar la bota adecuada a cada persona. Se trata de un scanner en 3 dimensiones, que nos fotografía el pie y la parte baja de la pierna y nos recomienda varias botas teniendo en cuanta varios parámetros. Nosotros hemos querido probar este nuevo invento y nos hemos ido a Barcelona un servidor, Laura y nuestro becario Joan, para tener una mayor muestra.

Empezaré diciendo que a los niños se les puede hacer el estudio, pero debido a las pocas diferencias entre modelos y marcas, el resultado, si no es que el pequeño tiene un pie muy raro, no será concluyente.

Para los adultos sorprende las enormes posibilidades que hay, con 150 modelos de botas distintas de marcas como Atomic, Fischer, Salomon, Rossignol, Lange o Nordica.

El proceso es sencillo y rápido, en media horita a lo sumo se completa sin problema.

El primer paso es calzarnos unos calcetines de color verde en un pie y amarillo en el otro, con cuadrados, para que la máquina pueda hacer el escaneo con mayor precisión. Una vez puestos los calcetines, nos subiremos a la máquina, situando los pies en la posición marcada. El engendro nos “fotografiará “ cada uno de los pies por separado (por eso los calcetines son de diferente color) y sacará una imagen en 3 dimensiones de nuestros pies, tobillo y pantorrilla, o sea todo el espacio que ocupa una bota de esquí.

En el ordenador podremos ver la anchura de nuestro pie, la pisada, longitud, entre muchos otros parámetros que ayudarán a la máquina a listar una serie de botas (todas disponibles en la tienda) que se nos adaptan a la morfología de nuestra extremidad.

En nuestro caso vimos que Laura tiene un pie algo más corto que el otro, que su anchura es algo superior a la media (en el informe sale un gráfico indicando algunas estadísticas respecto a todos los que han pasado por la máquina) y pierna ancha con lo que la lista de futuribles botas fue de cinco modelos.

Un servidor tengo pisada diferente entre ambos pies y en el caso del derecho es algo más marcada, en cambio tengo un pie “normal” por anchura y ambos son de igual longitud. En mi caso la lista de botas recomendadas fue más larga, una decena.

La siguiente etapa fue probar las botas recomendadas, ya sabiendo nuestra talla de pie, proceso que se hace muy rápido, ya que aquí se pueden escoger sobre seguro las botas según nuestro gusto, inclinaciones de colores o marcas.

Nuestra elección fue en todos los casos Atomic, una marca que ha renovado completamente su colección en los últimos años y que sinceramente fueron con las que más cómodos nos sentimos.

Nuestra elección fueron las Atomic Hawk 120 para un servidor, las Atomic Hawk Magna 80 para Laura y las Atomic Redster Jr 60 para el Becario. Ya os contaremos cómo van,

Recomendamos sin duda este sistema, es científico, casi no hay error humano posible y el trato del personal de la tienda de Esports Iglú fue fenomenal.

Para los que precisen de plantillas o deformar la carcasa de la bota, la tienda también dispone de estos servicios, a parte del ya universal de botines termoformables, inyectados,... Todo para que las botas de esquí no molesten a la hora de esquiar.

 

Volver